CINE  |  TELEVISIÓN  |  TEATRO  |  MÚSICA  |  FESTIVALES  |  CORTOMETRAJES  |  VARIEDADES
CINE | 18/12/2019
   
“STAR WARS: EL ASCENSO DE SKYWALKER”: CUANDO LA FUERZA NO ACOMPAÑA
La última entrega de la saga cierra la historia de los Skywalker
 
 

 

Saber que “Star Wars: El ascenso de Skywalker” es la última película que lleva al fin del camino que comenzó en 1977 con “Star Wars”, llamada luego “Star Wars: Episodio IV - Una nueva esperanza”, deja un vacío para los fanáticos, como ocurre con cualquier saga de éxito, pero más aún cuando ese final es sólo un capítulo más en la historia.

 

Este Episodio IX comienza poco después del anterior, con la generala Leia Organa (Carrie Fisher) entrenando a Rey (Daisy Ridley) para convertirla en una Jedi.

 

Pero como todo no puede ser tranquilidad en el mundo galáctico, una amenaza regresa: el emperador Palpatine (Ian McDiarmid). Y por supuesto, la Resistencia, con Rey, Finn (John Boyega) y Poe (Oscar Isaac) a la cabeza, serán los encargados de terminar con los malos de la película. Malos, en plural. Porque no sólo está el emperador, también está Kylo Ren (Adam Driver) al acecho.

 

Más allá de la historia, que no deja de ser una lucha del bien contra el mal, la película tiene otros condimentos que la ayudan, levemente, a no ser sólo una más de la saga. Las presencias, en persona o desde el más allá, de los tres protagonistas originales de los episodios IV, V y VI, sumados al regreso de Lando Calrissian (Billy Dee Williams), le dan al filme su toque nostálgico.

 

Y como suele ocurrir con los finales finales finales, todas las preguntas tienen sus respuestas y la aparición del legendario trío, suma para los que añoran las primeras películas de los años 70 y 80.

 

También hay alguna que otra revelación que recuerda mucho a “El imperio contraataca” (Episodio V), aunque con menos impacto emocional. Pero lo más sobresaliente es, como corresponde a toda película de ciencia ficción, los efectos especiales, que incluyen las persecuciones y batallas en el espacio y las luchas a puro sable láser. Y por supuesto, la música, tan característica de la saga, compuesta por John Williams.

 

Algún comentario inconcluso de Finn hacia Rey y la frase final de la película, deja alguna posibilidad de que “La guerra de las galaxias” regrese, aunque nadie se podrá comparar con Leia, Luke y Han.

 

J.J. Abrams dirige dos horas y 22 minutos de una obra que podía haber sido maestra pero que ha generado más expectativa de lo que brinda en pantalla.

 

 

“STAR WARS: EL ASCENSO DE SKYWALKER”

Protagonistas: Carrie Fisher, Mark Hamill, Adam Driver, Daisy Ridley, John Boyega, Oscar Isaac, Anthony Daniels, Richard E. Grant, Lupita Nyong´o, Keri Russell y Billy Dee Williams

Dirección:  J.J. Abrams

Duración: 142 minutos

 

 

MERCEDES BENÍTEZ - mbenitez@labutaca.com.ar | @Mercyty

 

 

 
Imprimir
Enviar a un Amigo
Buscador
Opciones avanzadas
Nota de Editorial

LA BUTACA es una publicación dedicada desde el año 2006 a la difusión de noticias de cultura y espectáculos.





 

        Edición Nº 4857 - 09 de agosto de 2020

Dir. Responsables: Mercedes Benítez | Hernán Obregón

Copyright © 2019 | La Butaca | D.N.D.A.: 5352422 | I.N.P.I.: 2906805

Todos los derechos reservados